Este año, menos tomate… triturado

A buen seguro que muchos de vosotros estáis pasando un verano donde el tomate en ensaladas, gazpachos, salmorejos o a través de cualquier otra presentación está presente en vuestros platos, y lo está casi a diario. El tomate es uno de nuestros alimentos clásicos. Lejos quedan promociones como la del ¡Cuate aquí hay tomate!, y, a día de hoy, hemos asimilado su importancia para presumir no sólo de salud sino de regusto en recetas. El tomate es refrescante  y es fuente de vitalidad, es un ingrediente básico de la Dieta Mediterránea,Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. De ahí la importancia de la noticia que os contamos a continuación y es que el sector tomatero va a destinar este año entre un 20 y un 30% menos a la producción de tomate triturado. La perspectiva no es buena porque el cultivo de esta campaña se ha visto afectado por problemas climáticos así como por la  dura competencia que suponen otros cultivos de mayor rentabilidad como el maíz, el arroz o el girasol. Los bajos precios de este año también han hecho mella y es que el precio de venta por tonelada anda en los 72 euros cuando la producción de la misma cantidad asciende a unos 82 euros.

Sin lugar a dudas, la divulgación de estos datos afecta a los agricultores en primer grado, pero también a los consumidores pues son los tomates nuestra principal fuente delicopeno, un caroteno antioxidante que combate las cardiopatías, entre otras muchas dolencias, como por ejemplo la prevención del cáncer de próstata. El licopeno es aún más activo en el tomate procesado como por ejemplo el kétchup, los concentrados de tomate natural triturado o el zumo de tomate. Además, sus beneficios anticoagulantes y su escaso aporte calórico junto a su elevado contenido en vitamina C y fibra convierten al tomate en un alimento indispensable en nuestra dieta y, como vemos, si hablamos de tomate triturado su importancia no es menor.

La otra cara de esta moneda es que gracias a iniciativas como ‘Made in Spain’, nuestras factorías competirán con las multinacionales que acaparan el sector como la suiza Nestlé (que comercializa bajo la etiqueta ‘Solis’), la americana Heinz (‘Orlando’) o la luxemburguesa Bolton Group (‘Prima’). Una lucha complicada en la que tenemos la calidad del tomate español y la perseverancia de nuestros agricultores como principal valor.

Publicado en el Blog Universitario del Título de Experto en Periodismo Gastronómico y Nutricional de la UCM.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s