Letras, tinta y cocina en la Biblioteca Nacional

Que la gastronomía es un mundo en constante evolución es una obviedad. Lo que no lo es tanto es que la Biblioteca Nacional, ese imponente edificio que aglutina riqueza y saber a partes iguales, se preste y ofrezca un singular recorrido por el legado gastronómico, y que además lo haga con tanto éxito. No podían haber hallado un rótulo mejor para una exposición, que desde el pasado mes de diciembre y hasta el 13 de marzo va a estar abierta al público. Titulada La cocina en su tinta la exposición parte desde la Edad Media, culmina en nuestros días y divulga con inusual talento lo que ha sido y es la gastronomía.

Este paseo gastronómico-cultural cuenta con el aval de los comisarios de la exposición, el chef Ferrán Adrià, junto Isabel Moyano, Jefa de Servicio de Reserva Impresa de la Biblioteca, y Carmen Simón Palmer, profesora de Investigación del Instituto de la Lengua del CSIC, quienes han recopilando un excepcional legado que sigue la lógica línea del tiempo. Y en esa línea no se han olvidado de nada. Es tal su acierto que a su original puesta en escena añade la música y el arte, disciplinas que tan bien se prestan a iluminar platos y sonrisas.

'La cocina en su tinta' contempla actividades en relación con la alimentación y la gastronomía para niños y adolescentes.

Lejos de caer en excentricidades, la muestra, demuestra la importancia que ya tenía en el año 1000 la alimentación para, por ejemplo, combatir enfermedades y epidemias. De entonces datan los primeros tratados de higiene. A los que siguieron, en el siglo XVIII, destacados avances científicos y técnicos en relación con el cultivo. De educación y comportamiento el visitante encontrará buenos y sorprendes ejemplos y hará bien en tomar nota porque curiosidades no faltan. La religión y su influencia en la alimentación, sugerentes recetarios, las excelencias desplegadas en cenas reales y testimonios escritos que datan del siglo XIV son algunos ejemplos.

El día 8, a partir de las siete de la tarde, está previsto la que promete ser la más apetitosa de las conferencias que se desarrollarán ese día en la capital: Escritores españoles para comerse España. De Pardo Bazán a Vázquez Montalván. La mesa estará moderada por el periodista Javier Rioyo y en ella intervendrán Lorenzo Díaz, Ignacio Medina y Alberto Fernández Bombín.

La propuesta gastronómica que ofrece la Biblioteca Nacional no ha querido excluir a los más jóvenes, y ha elaborado una serie de talleres con los que inculcar la importancia de la alimentación y fomenta el gusto por la buena mesa. Las actividades abarcan edades de  6 a 16 años y en ellas se enseña que el sabor no ocupa lugar.

Anuncios