Cupcakes, deliciosos bizcochos con glamour

Tiernos, pequeños y de espectacular diseño. Importados directamente de la ‘Gran Manzana’, los ‘cupcakes’, auténticos corazones neoyorquinos, se han instalado en Madrid para seducirnos.

Ubicada en la madrileña calle de Velázquez, una de las arterias de la capital, la tienda Cupcake Madrid elabora en exclusiva estas pequeñas porciones de bizcocho y mantequilla con aspecto de magdalena.

En este espacio para hedonistas golosos no se permiten arrepentimientos. Ya desde el escaparate las pequeñas delicias tientan a cualquiera luciendo decorados y coloridos. Cada día se preparan seis sabores distintos más dos  fijos (los preferidos por el público: Sancho Panza y Doble Chocolate), a los que hay que sumar otros cuatro que varían según el día de la semana. Los hay de vainilla con cobertura de chocolate blanco, de zanahoria y cobertura de queso, de café con chocolate negro, de crema de limón, de fresa… ¡Resulta imposible contenerse!

Su singular sabor los hace únicos y la razón principal es porque se elaboran con ingredientes naturales a los que no se añaden ni conservantes ni estabilizantes. Sus acabados son casi siempre fieles a glaseados y coberturas, aunque también podemos encontrarlos sólo de miga. Los clientes pueden consumir su cupcake en el interior del local o pedirlos para llevar (bien conservados se mantienen frescos en casa hasta tres días y la empresa dispone de embalajes especiales para un transporte perfecto).

Por si todo lo anterior no resultase suficientemente original, existe la posibilida de encargar los cupcakes personalizados para festejar cumpleaños, aniversarios o para dotar  empresas de personalidad extra.

Cada temporada, Ana de la Vega, la propietaria, sorprende con nuevas creaciones; ediciones limitadas que aprovechan festividades del calendario y acontecimientos especiales como  San Valentín, Halloween o los cinematográficos premios Oscar.

Su acertado tamaño, ni grande ni pequeño, convierte al cupcake en un instante mágico en el que la única obligación es disfrutar de cada bocado. Un auténtico capricho con el que regalarse minutos de felicidad.

Cupcake Madrid. C/ Velázquez, 126. www.cupcakemadrid.com

Anuncios