Cocinando periodismo

Naturaleza muerta. Paula Arnal. Parnalú, 2006.

La Universidad Complutense de Madrid acaba de presentar un inesperado pero destacado título que tiene que ver con la alimentación y la nutrición, con la cocina y con la comunicación a la que da lugar. Un título propio que lleva por nombre Experto en Periodismo Gastronómico y Nutricional, que viene de la mano de la Real Academia de Gastronomía y de dos grandes profesionales del periodismo agroalimentario, José Luis Murcia y Yanet Acosta. Ambos han puesto experiencia y empeño en una programación académica que ve la luz y que contempla historia y teoría, pero también práctica periodística aplicada a la demanda social.

Nace así una profesión periodística especializada (que ha estado relegada, incluso denostada por las redacciones, por la propia profesión como reconocía el profesor y director académico del curso Javier Fernández del Moral), ligada la alimentación, cuestión básica e imprescindible para la supervivencia humana. Pero la alimentación es eso y mucho más. De necesidad ha pasado a proporcionar bienestar y salud, pilares básicos sobre los que se construyen las civilizaciones; pueblos de inmensos matices que los diferencian y enriquecen. Y ligada a esta función principal de sustento y supervivencia, la alimentación ha ido creciendo y tejiendo con tesón (y un largo transcurrir en el tiempo) lo que hoy denominamos cultura gastronómica. Cultura que vive un gran momento. Disfrutamos de cocinas de prestigio internacional, de páginas y literatura donde platos, ingredientes e industria se han asentado. Es un sector consolidado al que sólo le faltaba un paso, entrar en la universidad y además hacerlo desde un ámbito tan necesario y vital como es el de la comunicación.

De este hecho, tan trivial, venían dándose cuenta las gentes que viven de ello; profesionales que bailan entre sartenes, y todos aquellos que pasan el día escribiendo y organizando tareas en relación con la gastronomía, para divulgar, informar,  iluminar pantallas o desplegar su voz. No hace falta más que echar un vistazo detenidamente para corroborar lo que digo. La cocina comienza a extender sus fuertes raíces hacia el ámbito de la comunicación y lo hace, en parte, favorecida por los cambios de hábito en el consumo que se está produciendo en este siglo. Por el creciente interés que por sí sola conlleva o debido a la fragmentación de audiencias (que abre oportunidades para todos).

Y de esa necesidad profesional nace este nuevo e ilusionante título universitario. Y si unimos la necesidad a la demanda por parte de estudiantes, periodistas y comunicadores obtenemos el curso que han proyectado José Luis Murcia y Yanet Acosta. Ambos, en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid y de su Facultad de Ciencias de la Información (auténtica alma máter de la iniciativa), han conseguido armar un programa perfecto e intenso. Charlas, coloquios y visitas (entre ellas ¡Madrid Fusión!) con las que adquirir conocimientos, detectar necesidades y pulir estrategias. Todo encaminado hacia el servicio público de la profesión. Pero sobre todo con prácticas profesionales durante el período lectivo con las que nutrirse, y que constatan la eficaz pericia y el peso del programa que contará con aportaciones de profesionales como Juan Manuel Bellver (El Mundo), José Carlos Capel (Madrid Fusión), Ana Lorente (Mi vino), Luis Cepeda (On Madrid), Mandi Ciriza (Canal Cocina), Sacha Hormachea (fotógrafo y restaurador) o Rosa Rivas (El País), entre muchos otros.

Desde la Universidad Complutense vienen explicando la necesidad de la especialización en el ámbito periodístico. Y el curso de Experto en Periodismo Gastronómico y Nutricional persigue esa función para que público y sociedad cuenten con verdaderos profesionales. Y es que gastronomía y nutrición no son exclusivamente el placer de comer y beber, que lo son en buena medida para goce de todos, sino que encierran muchas facetas como historia y cultura, la salud que proporcinan y los problemas que conlleva su exceso o una mala alimentación, la necesaria investigación sobre los conglomerados alimentarios, la verdad y la mentira que gira en torno a los transgénicos, las espectaculares técnicas de conservación o de elaboración de platos, los productos, la formación de chefs… Un amplio espectro que ha desembocado en un curso único que pretende ser un referente internacional, y que ya está cocinando su primera hornada de expertos gastronómicos.

Anuncios