Angéline Mélin, ilustradora de moda. Joven promesa

Nuria Blanco vista por la ilustradora de moda Angéline Mélin.

La imagen que ven no es otra que la mia.  Es la construcción y el reflejo de mi persona realizado a partir de la percepción y singular mirada de Angéline Mélin, la ilustradora de moda cuyos dibujos están enamorando a empresas y marcas del ambicioso mundo del diseño y la moda.

Absolutamente todos los campos andan revolucionados y las nuevas tecnologías, las investigaciones y demás avances nos están sumiendo en lo que muchos resumen con la expresión: “El siglo del cambio”. La parcela de la moda y el diseño tampoco permanecen ajenos a esta frase, y los ilustradores están demostrando que son capaces de transmitir, con aires nuevos, las demandas y estilos afines a los tiempos. La moda es uno de esos campos en el que las revoluciones, que venían fraguándose desde finales de los noventa, han eclosionado ofreciendo modelos y productos equiparables en estilos a las grandes firmas, pero a precios asequibles. Sus dibujantes, actualizados o protagonistas de una nueva generación, también desafían normas con representaciones que toman el pulso al constante y evolutivo mundo de la imagen personal.

Paula Ordavás y Andrea de Ayala, artífices de "Livingmypeetoes", ilustradas por Angéline Mélin.

Angéline Mélin es una de estas jóvenes promesas. Sus ilustraciones rebosan juventud y reivindican una mujer protagonista que no tiene por qué esconder feminidad ni adicción por la belleza y la moda. Se acercan a un estilo de arte moderno en el que su mano hace unos cuantos años que viene realizando ligeros trazos que componen livianas escenas con las que presenta modelos y complementos. Mujeres modernas, ajetreadas, vinculadas o fascinadas por escaparates y tendencias. Preocupadas por su imagen, ansiosas de estar correctas y atractivas por el mero hecho de sentirse bien. A nadie se le escapa el vuelco que ha dado la manera de entender la moda, una moda que buscamos y que comienza cuando estamos a gusto con nosotros mismos a través de lo que nos ponemos o llevamos.

Más allá de una simple mirada sobre las láminas de Angéline Mélin, en sus dibujos se aprecian los rasgos de su personalidad. No podía ser de otra manera porque trabaja con la misma transparencia con la que entiende el objeto de su trabajo: documentar la moda sin olivdarse de trasladar los cambios de costumbres y atuendos en lo que a mujer y su papel en sociedad se refiere. Y para muestra de lo que digo ahí está mi propio dibujo. Hablo con ella, le explico cuán complicada es mi vida (¡la de cualquier periodista con deseos de abarcar el máximo posible!) y me entrega la preciosa lámina que abre este reportaje. (¡Gracias, Angéline! Creo que van a comenzar a brotarme admiradores).

Tres de las múltiples ilustraciones de Angéline Melín.

Experiencias personales al margen, la trayectoria de esta ilustradora, para quien la moda es su vida, es breve pero clara. Desde pequeña se inclinó por el dibujo y ¡los colores! Por eso, en cuanto obtuvo su diploma de estudios obligatorios perfiló trayectoria estudiando dibujo en la escuela especializada Bercot, en París.

Angéline se confiesa apasionada de Balenciaga y Louboutin, cuya influencia se percibe en el calzado de sus ‘muñecas’. Angéline Mélin es joven, tiene ganas de llegar lejos pero no corre demasiado y tiene claro que su futuro anda bien encaminado. Sus ilustraciones abordan, con el atrevimiento de una fashion victim que se abre paso con tranquilidad pero a la que no le faltan encargos, los frenéticos ritmos a los que la sociedad nos somete; Mélin pisa fuerte y su talento se dirige hacia un futuro más que prometedor. Desde hace ahora algunos años colabora con la revista Jeune & Jolie. Dedica gran parte de su tiempo al ámbito publicitario en el que destacan sus dibujos para la marca Beefeater. Ha diseñado espacios webs como el de la firma Amèlie, y Do it in Paris. Y ha recibido interesantes encargos como el de Lili Allen.

Aquí, en España, la diseñadora está volcada en la joven propuesta digital en moda llamada lovingmypeeptoes.blogspot.com. Un blog “especializado en consejos y últimas tendencias”, como afirman sus responsables, Paula Ordavás y Andrea de Ayala. Ambas proponen estilos posibles y variados para cada día, y ofrecen noticias sobre el mundo de la moda y el diseño, las nuevas colecciones y demás prendas que acaparan su atención.

La creatividad que Angéline derrocha y su particular forma de entender el conglomerado de atuendos y complementos que componen el mundo de la imagen remiten al gran ilustrador  Renè Gruau, quien desarrolló su talento para las principales casas de alta costura como Givenchy, Balenciaga, Lanvin, Schiaparelli y Dior. Mélin adopta parte de este estilo transformándolo y retocándolo para no traicionar la esencia de la gran maestra ni renunciar a su propio estilo. Sus maniquíes son delgadas, esbeltas y resueltas. Posan en actitudes que dejan muy claro el impacto buscado.

Sólo Alicia. Ilustración de Angéline Melín inspirada en Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll.

Pese a su juventud o precisamente por ella, esta ilustradora francesa también posee una mirada ácida (que no amarga) sobre la mujer y sus múltiples facetas.  Este aspecto se puede apreciar en la revista digital www.doitinparis.com, donde los dibujos y modelos que aloja para la publicación dejan de ser simples figurines y ofrecen con sinceridad algo más que una propuesta sobre los avatares diarios que nos persiguen a todas.

Angéline posee también otros registros menos conocidos como su curiosa forma de interpretar a los protagonistas de cuentos clásicos. Y eso es lo que pasa con su particular Alicia en el País de las Maravillas, para la que propone un cuento bien diferente al original.

Enlace a la página oficial de la ilustradora Angéline Mélin: http://www.angelinemelin.com/

Anuncios