Capturar el alma. Jordi Socías, fotógrafo y editor gráfico

Jordi Socías ante la imagen Autorretrato con Feroz realizado en 1984. Exposición Maremagnum, Biblioteca Nacional, 2005.

Jordi Socías ante la imagen Autorretrato con Feroz realizado en 1984. Exposición Maremágnum, Biblioteca Nacional, 2005.

Cuando algunos están de vuelta, Jordi Socías está de ida. Y además lo está todo el tiempo. Este es uno de sus lemas preferidos junto a otro dicho popular al que no duda en darle otra vuelta, porque para el fotógrafo cualquier tiempo pasado fue anterior. Ambas son expresiones lo suficientemente gráficas para hacerse una idea de su paso por el mundo. Un mundo que no ha parado de inmortalizar con sus cámaras y del que no se cansa.

El trabajo de Jordi Socías, fotógrafo y editor gráfico del suplemento El País Semanal, ha conseguido que muchos lectores cambien las concepciones (sobre todo al observar sus retratos) que de entrada tenían sobre determinados personajes. Y eso no lo consigue cualquiera. Su calidad es excepcional, sus encuadres se amoldan a los personajes para concentrar y delimitar, para sacar de cuadro lo innecesario (a veces lo es todo salvo el rostro).

Portada del libro Maremágnum. Editorial Lunwerg, 2005.

Portada del libro Maremágnum. Editorial Lunwerg, 2005.

Sin embargo cuesta creer que tanta perfección ha sido fruto del desarrollo de una afición que comenzó cuando muy joven se decidió a comprar un curso de fotografía por correspondencia. Singular y autodidacta, poco tiempo después de la adquisición comenzaría a colaborar con medios de primera fila. Su primera fotografía la realizó para Cambio 16. De ahí pasó a TeleExpress, Destino y Por Favor, revista en la que además realizaría entrevistas a dos manos junto a Martí Gomez o Josep Ramoneda. España está rozando los primeros años de la década de los setenta y las revistas son el altavoz silencioso de una sociedad que despierta. Socías tendrá las agallas de fotografiar las primeras “señeras al aire” mientras asiste a los recitales clandestinos de la Nova Canço, “ávido de otros aires” como reconoce Rosa Regàs ex directora de la Biblioteca Nacional, institución que organizó en 2005 la mejor muestra que se han realizado sobre su trabajo, titulada Maremágnum. Como su vida.

Inspirado por la agencia Magnum, Socías junto a Aurora Fierro, Perico Morano y otros dos colegas más, crea la agencia Cover, con la que “quería hacer fotoperiodismo nuevo”. A esa etapa pertenecen muchas de sus imágenes aparecidas en las publicaciones Madrid Me Mata o El Europeo en las que coquetea con las vanguardias y pone en práctica el surrealismo y el expresionismo, en sus cotas más altas, al servicio de la provocación ensalzando lo absurdo.

El actor Javier Bardem visto por Jordi Socías.

El actor Javier Bardem visto por Jordi Socías.

Poco a poco sofistica y depura estilo creando tendencia. Vinculado al cine por motivos culturales, estéticos y profesionales, el mundo del cine observará atentamente al fotógrafo al que convertirá en fetiche. Desde entonces trabajará para Cinemanía, publicación que ideó junto a Javier Rioyo y Javier Angulo, y en la que sigue fotografiando rodajes.

El director de cine, Bigas Luna, es uno de sus admiradores. Socías le ha fotografiado en varias ocasiones. De él, el director catalán recuerda su tremenda facilidad para fotografiar rápidamente consiguiendo además lo buscado. Para Bigas Luna “el ojo de Jordi Socías es un ojo especial, es un ojo que sabe buscar y también dar, es generoso. Es un ojo que ve más allá del personaje. Es un ojo sabio. […] Sin ojos mágicos no existirían las estrellas”.

Como editor se abre una nueva etapa en su vida profesional. Lleva quince años desempeñando esta función para el diario el suplemento dominical El País Semanal, donde se esfuerza por conjugar  “dos lenguas diferentes, pero al mismo nivel”. Como fotógrafo se decanta por el retrato porque le parece “un género muy interesante, la mejor manera de llegar a la intimidad de las personas y la gran ocasión para conocer a la gente”.

El escritor, poeta y novelista, Alvaro Pombo. Fotografía Jordi Socías.

El escritor, poeta y novelista, Álvaro Pombo. Fotografía Jordi Socías.

Dos de los alicientes de la publicación son, precisamente, los reportajes y las entrevistas. Y la perfección y singularidad ejecutadas por Socías en este suplemento le ha proporcionado admiradores e imitadores. Ha conseguido crear su propio mundo, yendo o profundizando más allá de la belleza o el atractivo de los personajes. “Eso sería extremadamente fácil”, reconocía hace tiempo al periodista Jesús Ruíz Mantilla.

La fotografía de Jordi Socías es una caza, la búsqueda de imágenes encontradas. Quiere causar la sorpresa en el espectador ofreciendo lo insólito o ensalzando brillos escondidos en lo profundo de los ojos. Socías consigue en sus retratos descubrir lejanías, anhelos, miedos, debilidades o fantasías. Sin duda se ha consagrado como el fotógrafo que prefiere no perder de vista lo que dicen las miradas. Es el fotógrafo del alma. 

Anuncios