Esperando a Robert Capa. Una novela de Susana Fortes

Selección de la portada del libro de Susana Fortes, Esperando a Robert Capa. Editorial Planeta, 2009.

Selección de la portada del libro de Susana Fortes, Esperando a Robert Capa. Editorial Planeta, 2009.

La historia que nos propone Susana Fortes en la novela titulada Esperando a Robert Capa es la de unos jóvenes amantes que se asoman y absorben el mundo a través del objetivo de sus cámaras fotográficas. Sin embargo, siendo una historia de amor, no es la historia de amor de unos apátridas cualquiera. Es el romance que nace entre André Friedmann y Gerta Pohorylle, más conocidos como Robert Capa y Gerda Taro, los nombres ficticios sacados del glamour cinematográfico en el que ambos fotógrafos se sumergían frívolamente, quizá, para escapar de la sordidez ética y social del momento, los años previos a la Guerra Civil española y la II Guerra Mundial.

Él está considerado el padre del reporterismo de guerra. Suyas son la controvertida imagen titulada Muerte de un miliciano, tomada en España en Cerro Muriano, en septiembre de 1936, así como las únicas escenas que se tienen del desembarco de Normandía, durante la II Guerra Mundial, el 6 de junio de 1944.

Ella, una joven alemana judía llamada Gerta Pohorylle, representa un hito fotográfico, una figura harto olvidada que comienza a recuperarse para salir del ámbito amoroso al que se le ha relegado como compañera de Capa, para ofrecernos su lado profesional y pionero como fotógrafa de guerra.

Susana Fortes, autora de la novela Esperando a Robert Capa. Fotografía tomada de elboomeran.com.

Susana Fortes, autora de la novela Esperando a Robert Capa. Fotografía tomada de elboomeran.com.

Robert Capa y Gerda Taro, son los nombres que les precipitarían a la fama, al igual que lo haría sus obras fotográficas y  su inusual y vertiginosa historia de la que se ocupa este libro. Una historia fascinante que si bien no es la verídica -¿quién a parte de ellos mismos podría tenerla?- tiene todos los ingredientes para parecerse a lo que en realidad sucedió en París, y en España. Esta novela es el exponente de la fascinación de la autora por ambos personajes, y resulta conveniente recurrir a una frase de Antonio Muñoz Molina para argumentar y defender la recreación de Fortes: “Casi nunca lo que se cuenta en una novela es la transcripción de algo realmente sucedido”. Es el compendio de lo que ha impresionado al autor. Y está claro que para esta escritora Capa y Taro son figuras intrépidas y apasionadas que viven intensos años en los que sortean la muerte, el hambre, el horror de la batalla. Fortes nos enseña el interior de dos seres carismáticos que permanecen atrapados por sus raíces judías; que experimentarán en primera persona la antesala de conflictos que, a partir de 1936, asolaría buena parte de Europa, y cuyos orígenes se venían gestando con una lentitud inexorable desde tiempo atrás.
Imagen de Gerda Taro hallada en el interior de la famosa "maleta mejicana". Fotografía de Robert Capa.

Imagen de Gerda Taro hallada en el interior de la famosa "maleta mejicana". Fotografía de Robert Capa.

Esperando a Robert Capa es una novela cuya visión concreta y particular está recreada por la escritora mediante el rastreo y la investigación propia. El argumento está organizado a través de los documentos existentes de Capa y Taro, también base a sus fotografías -testimonios de la realidad-; como historiadora, Fortes ha sumido correctamente a sus personajes en el ambiente caótico, bohemio de libertad y romanticismo ideológico del período más convulso del siglo XX.

En enero de 2008 se daba a conocer el hallazgo, en Méjico, de tres carpetas en las que se escondían 126 rollos de película de Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour –cofundador de la Agencia Magnun y amigo personal de ambos-. Más de 3.000 fotografías inéditas, relativas a la Guerra Civil española que fueron abandonadas por un Robert Capa que, acosado por el fascismo, huyó de Europa en 1939. Este hallazgo es el más importante de la historia del fotoperiodismo. Y Esperando a Robert Capa nace inspirada por él, y por la publicación en el New York Times de una de las fotografías que se incluían en la famosa maleta mejicana. Una instantánea de Gerta Taro profundamente dormida, enfundada en el pijama de Capa, con el pelo corto y revuelto, que ha servido a la autora de esta novela para imagninar la intensidad de la historia de amor en la que sucumbieron los fotógrafos.

 Esperando a Robert Capa ha sido galardonada con el Premio de Novela Fernando Lara 2009.

Anuncios