Los retablos entrometidos de Xulio Gil

Xulio Gil, fotógrafo. Fotografía de R. Grovas para El Faro de Vigo.

El fotógrafo Xulio Gil frente a una de sus obras. Fotografía de R. Grovas para El Faro de Vigo.

La obra del fotógrafo Xulio Gil, instalada en el Colegio de Fonseca de la Universidad de Santiago de Compostela, ha estado abierta al público durante todo el mes de agosto en esta singular ciudad, confluencia de caminantes y turistas.

Xulio Gil es un artista que posee una amplia formación artística, su conocimiento sobre el arte gallego, y en especial sobre los retablos, le ha llevado a realizar una serie de fotografías que emanan notas laicas y en las que, bajo el título Retablos Entrometidos, la naturaleza ocupa el eje principal. Acaso no sea ésta más que una excusa para introducirnos en lo misterioso y enigmático que se encierra en todos aquellos elementos naturales con los que convivimos y a los deberíamos aprender a mirar.

Fotografía de Xulio Gil, serie Retablos entrometidos.

Fotografía de Xulio Gil, serie Retablos Entrometidos.

En la propuesta de Gil  nos topamos con piedras ancestrales, vegetación, frutos, hongos y otros alimentos que subyugan la mirada; que aparecen bajo distinta concepción.

Es justo la peculiar mirada y su sabia combinación lo que más destaca en la selección fotográfica de Xulio Gil. Una excepcional muestra en el que el montaje destila paciencia y certera habilidad. Y en la que resulta imposible dejar de pensar en los misterios que esconden las tierras gallegas. Esa rareza que mezcla mística y nigromancia es la que ha captado el artista, y al final, el visitante no sabe muy bien qué camino es el cierto y cuál ha de tomar. Reflexión que trastoca el fondo espiritual de cualquiera dado que la exposición se halla en el epicentro de la tradicional meta que el caminante emprende para conducirse hasta el santo Santiago.

Son imágenes de naturaleza entrometida y misteriosa, con notas de color y contraste de matices en blanco y negro; escenas en las que la iluminación de la sala (¡rara excepción!, enhorabuena a sus responsables) contribuye y acrecienta su enigma.

Para el catedrático de arte José Manuel García Iglesias, estas fotografías muestran “un hondo acercamiento […] al mobiliario litúrgico en el que el mensaje sagrado se ordena partiendo de una lógica que responde, generalmente, a criterios de orden iconográfico”. Y así resulta la disposición de las imágenes que asemejan la estética del retablo aunque su temática pretende despertar y no sumir en fes al espectador. Las imágenes están colocadas en series en las cuales destaca una principal, y de mayor tamaño, que queda flanqueada por dos algo menores pero de igual fuerza gráfica.

Retablo das rodas. Serie Retablos entrometidos de Xulio Gil.

Retablo das rodas. Serie Retablos Entrometidos de Xulio Gil.

La volatilidad de algunos de los elementos protagonistas así como la común vulnerabilidad de su propia esencia captan enseguida la atención. Frutos como la castaña o la oliva aparentan otra particularidad. El maíz se trastoca de tal manera que no pensamos en el alimento sino en su belleza. Particularmente me ha impresionado la serie de las olivas. Su color y exposición no pueden ser más correctos. Así como la peculiar combinación de rocas y vegetales.

Xulio Gil, en una entrevista publicada por el Faro de Vigo, reconoce que su búsqueda es provocar sensaciones, y desde luego lo ha conseguido. Espero que en sus planes de futuro se encuentre una estancia en la capital para que lo disfrutemos también aquí.

Anuncios