50 años celebrando muerte

Carlos Saez Tejada y Diego Salvá Lezaún. Guardias Civiles asesinados por ETA en Mallorca el 30.07.09.

Carlos Sáez Tejada y Diego Salvá Lezaún. Guardias Civiles asesinados por ETA en Mallorca el 30.07.09.

Carlos Sáez de Tejada y Diego Salvá Lezaún son las dos últimas víctimas mortales de ETA. Dos guardia civiles jóvenes con el único delito que querer servir en el cuerpo de la benemérita, de trabajar y de intentar vivir como el resto de los españoles. Sus vidas se han visto interrumpidas en Calviá, Palma de Mallorca, el pasado jueves de forma abrupta. A tan solo 24 horas de distancia de otra acción vil que podría haber dejado numerosas víctimas, en su mayoría mujeres y niños, familiares de agentes que residían en el Cuartel de la Guardia Civil de Burgos.

La banda de inhumanos que integran esta organización terrorista tiene el honor de llevar en sus espaldas 856 asesinatos, 200 víctimas propias y numerosos heridos. Particularmente me duelen todas. Me duelen las primeras por lo absurdo de sus asesinatos, y me duelen las segundas por la absurda decisión de optar por la muerte frente a la vida.

Emilio Alfaro ha realizado un reportaje con motivo de los cincuenta años de vigencia desde la creación de ETA. En su entradilla el periodista escribe: “El nacimiento de ETA, hace 50 años, ha supuesto una pesadilla amarga. Hoy, debilitada y asilada, sobrevive como un residuo sangriento en Europa. Pese a ello, sigue empañada en atemorizar en nombre de un pueblo vasco que sólo existe en su imaginación”. Sólo deseo que además de matar, estos terroristas, para los que la vida carece de valor a no ser que sea la propia, claro, sepan leer y sobre todo comprender que sus objetivos políticos están muy lejos de llegar a meta. ETA podrá seguir matando, y así lo ha demostrado, pero nunca ha estado más sola y fuera de lugar.

Anuncios