Maribel Verdú Premio Nacional de Cinematografía 2009

Maribel Verdú. Fotografía de Javier Salas para El País.

Maribel Verdú. Fotografía de Javier Salas para El País.

El Premio Nacional de Cinematografía que otorga anualmente el Ministerio de Cultura ya tiene dueño, o mejor dicho, dueña: Maribel Verdú.

El premio que se le ha concedido hoy tiene por objeto premiar la labor de mayor relieve en el espacio cinematográfico español. Ciertamente la evolución de la actriz lo merece. Atractiva y sensual como pocas, Maribel Verdú, madrileña de 39 años, ha sabido amoldar temperamento en interpretaciones diferentes y arriesgadas. Su capacidad simuladora, y, desde hace unos años, el prestigio internacional que debe a su trayectoria y crecimiento personal, hacen que cualquier película en la que figure la actriz se torne apetecible, y que los grandes directores (como Coppola para Tetro) la escojan para sus films.

Esta joven actriz lleva siéndolo muchos años. Debutó con catorce como modelo comercial pero pronto pasó a la interpretación. Ha trabajado para cine, teatro y televisión. Su nombre figura en veintisiete títulos de celuloide. Es la preferida de ellos (muchos la consideran actriz de culto), y también de ellas, porque nadie que se haya acercado a sus papeles puede dudar del natural despliegue de seducción de Maribel Verdú, la actriz que cuenta con cuatro nominaciones a los premios Goya de las que ha conseguido dos por sus actuaciones en Siete mesas de billar francés de Gracia Querejeta en 2007 y Los girasoles ciegos de José Luis Cuerda en 2008.

Verdú confesó recientemente a Elvira Lindo, en una entrevista para El País, que le gustaría que la recordasen por su humor, que jamás pensó en trabajar con Francis Ford Coppola y que sus sueños, lejos de espejismos, se nutren más de realidad. Dice la actriz que sus amigos “la consideran un producto nacional”, y como tal, el premio de hoy, la consolida como una de las mejores actrices de nuestro país, a cuya carrera le queda bastante recorrido pues la totalidad de sus registros no ha tocado fin.

Ignasi Guardans, cuyo nombramiento como director general del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) estuvo ampliamente discutido, ha sido el presidente del jurado que ha decidido el nombre de este importante reconocimiento dotado con 30.000 euros. Entre los miembros del jurado también han estado el recién estrenado en el cargo de director de la Academia del Cine, Alex de la Iglesia, y el actor Javier Bardem (que obtuvo el galardón en la edición anterior).

Anuncios